Hablemos del Sonido del Cántaro / Parlons du Son de l'Aiguière



Bueno o malo (2)

Luego de su operación, Mónica Reig, la madre de Fabián Reig, recibe en su casa una serie de invitados con los que comparte la bella y dramática historia de su vida (Cap. V - Los tres arboles. El Sonido del Cántaro). En ella, nos relata como su hijo interactuaba con los arboles que le servían de hermanos mayores.

Curiosamente, era el Jabillo quien le ofrecía a nuestro Fabián su regazo, lugar un poco particular para su reposo:

" ...y el último... aunque tenía espinas, lo arrullaba en sus raíces"

El Jabillo o Hura Crepitans, es un árbol bastante conocido por sus puntiagudos aguijones. Además de su aspecto, su salvia, de propiedades irritantes para los seres humanos, lo hacen gozar de muy mala fama. Se ha demostrado, sin ánimos de atizar el fuego, que el solo consumo de sus semillas puede provocar dolores estomacales, vómitos, diarreas, disminución de la frecuencia respiratoria y convulsiones; sin embargo, ¿Sabíamos que esta temida planta tiene sus importantes aportes a los seres vivientes?.

Por ejemplo, detrás de sus espinas tenemos una madera fuerte, compacta y recta de gran utilidad para la carpintería y la ebanistería. Sus raíces destructoras son una de las cualidades que le da a este árbol la capacidad para evitar erosiones e inundaciones. Su látex venenoso podría ser usado contra la lepra y sus frutos tóxicos, para los humanos, ofrecen alimento a ciertas aves y animales, entre otros.

¿Es bueno o malo el Jabillo? para mi, es solo un árbol que ha desarrollado ciertas características como un medio evolutivo de protección; quizás de no ser así, la inconsciencia humana lo habría erradicado del planeta y hoy por hoy sufriríamos las consecuencias de no tenerlo entre nosotros.

No pretendo dedicar este espacio para una clase de Botánica o de Ecología (ciencias de las cuales no poseo amplios conocimientos), sino tomar este punto para ilustrar el pasaje citado y ahondar en nuestro tema del mes: Bueno o malo.

La idea es reflexionar sobre nosotros mismos, en especial sobre aquellos seres a los que tildamos de malos y rechazamos categoricamente. Cierto, muchas personas han causado daños graves, dolor, angustias, odios e incluso han inspirado el terror. Sus actos malignos han alcanzado distancias enormes, tal como el fruto del Jabillo cuando explota, pero detrás de todos estos rasgos letales, ¿Hay algo más?, ¿Qué pasa con su corteza esencial?, ¿Cuales son las raíces de su comportamiento?, ¿De que se protege con sus espinas?. 

Estas y otras preguntas podrían hacernos cambiar de opinión y valorar las cosas que están mas allá de nuestra limitada visión. Tu, ¿que opinas?