Hablemos del Sonido del Cántaro / Parlons du Son de l'Aiguière


Construirse correctamente (2)

Para construirse correctamente como seres humanos, es necesario aprender a valorar los gestos de otros hacia nosotros. Mi frase de esta semana va dirigida hacia el agradecimiento, una virtud que nos ayudara a desarrollar lo mejor de nosotros y a valorar lo mejor de aquellos que nos rodean.

En el capítulo III: Julio, El Sonido del Cántaro, Fabián Reig esta por adquirir su primer vehículo. Para el se trataba de un momento importante y no contando con ninguna experiencia en el tema, se ve altamente favorecido por la ayuda de uno de sus compañeros de trabajo: Alfredo.

"Sin importar que no le dejase mucha oportunidad a sus intentos de fraternizar conmigo, él insistía pacientemente como una hiedra que lucha contra el viento"

Para Fabián, esta situación le resultaba bastante molesta. Él era un solitario empedernido y así quería mantenerse, pero los esfuerzos de Alfredo por crear lazos amistosos con él, terminaron por demostrarle que no solo estaba equivocado al menospreciar la amistad que se le estaba ofreciendo, sino que él, Fabian, estaba realmente necesitado de un amigo.

Mas adelante, veremos que este amigo pasa a ser un aliado fundamental en la búsqueda de respuestas que llevaran a Fabian a desentrañar el misterio que oscurece su vida.

Observemos bien nuestro entorno. Es posible que al hacerlo, veamos a una persona que insiste en molestarnos, a una situación desagradable que se repite, a una actividad que nos exige algo que no queremos dar o a un tema que nos incomoda. Si es así, demos gracias y busquemos la lección que tenemos aprender.

Si después de esto, logramos apreciar el bien que nos hacen las personas, la alegría que podemos encontrar pese a ciertas situaciones, la generosidad desarrollada gracias al servicio dado a otros o la valentía adquirida tras enfrentar aquello de lo que huíamos; entonces podemos decir que hemos progresado.

Todas esas son oportunidades para construirnos correctamente. ¡Agradezcámoslas!